¡Que vienen los robots!

El pasado mes de mayo tuve la suerte de asistir a Global Robot-Expo, un congreso internacional de robótica celebrado en Madrid. Allí pude hablar directamente con las empresas que están revolucionando la forma en la que trabajamos y vivimos. Fue alucinante y lo pasé genial. Uno de mis momentos favoritos fue cuando los chicos de Nido Robotics me dejaron pilotar el SIBIU Pro, uno de sus robots exploradores submarinos, parecidos a los que vemos adentrándose en los restos del Titanic.

Y acabé pensando en la cantidad de noticias que nos llegan sobre cómo los robots están acabando con el trabajo hecho por humanos. Quién no ha escuchado alguna vez las terribles predicciones de agoreros y visionarios. Se empeñan en vaticinar el fin de la humanidad tal y como la conocemos. Y con mucha frecuencia, el culpable suele ser la tecnología.

 

Un poco de historia

Desde la primera Revolución Industrial, a mediados del siglo XVIII, la sociedad, la economía y los medios de producción han ido evolucionando y perfeccionándose de forma imparable. La mecanización de la agricultura, el sistema fabril o el telar mecánico pusieron en peligro los cimientos de la antigua sociedad preindustrial, amenazando con eliminar a los trabajadores utilizando engranajes y máquinas. Aparecieron las primeras organizaciones contrarias a la mecanización. Un buen ejemplo son los luditas y sus manifestaciones, actos de sabotaje y ataques a fábricas.

A lo largo de los últimos dos siglos no han faltado las voces de alarma que clamaban en contra de las máquinas y la deshumanización que vendría con ellas.

Ahora, ya inmersos de lleno en lo que se denomina Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0, las alarmas y predicciones catastrofistas emergen con más fuerza.

Parece que ahora los robots y la inteligencia artificial sean el nuevo telar mecánico y la nueva máquina de vapor que vendrán a sustituirnos a todos. Y no pararán ahí, sino que llegará el día en el que los algoritmos tomarán conciencia de sí mismos y nos someterán sin piedad, al estilo del futuro distópico de Terminator.

Sí, la automatización de los procesos de fabricación y distribución está reemplazando a los humanos. Pero esto sucede sobre todo en tareas monótonas, repetitivas o peligrosas. No me imagino a nadie soñando con trabajar toda su vida al final de una línea de montaje simplemente metiendo cosas en cajas y cerrándolas. O respirando productos químicos que acortan su vida cada día que acude al trabajo.

Es cierto que para mucha gente esa clase de trabajos son a veces la única salida. Por eso es tan importante la educación. No solo para adquirir los conocimientos que nos permitan conseguir un mejor trabajo, sino porque nos prepara para ser personas autónomas, independientes, creativas, con imaginación y capacidad de examen crítico. En esto les llevamos muchísima ventaja a las máquinas.

 

Adopta un robot

Los robots están aquí para ayudarnos, para hacer cosas peligrosas que nosotros no queremos hacer y para librarnos de tareas repetitivas y monótonas que no nos aportan ningún valor como personas y ciudadanos.

El Foro Económico Mundial, en su informe de 2018 The Future of Jobs Report, estima que, aproximadamente, 75 millones de puestos de trabajo van a desaparecer porque serán desempeñados por alguna clase de robot, máquina o algoritmo. Pero a cambio se crearán 133 millones de nuevos empleos relacionados con esa misma automatización. Algunos de esos trabajos y profesiones ni siquiera existen hoy, de la misma manera que ya casi no quedan artesanos sopladores de vidrio o curtidores tradicionales de pieles, al menos en los países industrializados.

Intento ver el futuro como un abanico de nuevas y emocionantes posibilidades, en lugar de algo aterrador que amenaza con destruir nuestra forma de vida.

Yo mismo soy un claro ejemplo de cómo la tecnología crea nuevas oportunidades. Me permite invertir de una manera que hasta hace pocos años era impensable. Y los blogs, tal y como los escribimos hoy, ni siquiera existían hace un par de décadas.

¿Compartís esta visión apocalíptica sobre los robots? ¿Creéis que vais a tener mayores oportunidades laborales en el futuro? ¿Y cómo os preparáis para ese futuro? Dejad vuestros comentarios y veamos qué opina cada uno. ¡Nos leemos!

¡Deja tu comentario y hablemos sobre esto!