¿Por qué debemos invertir?

Si estáis leyendo esto, es muy probable que muchos de vosotros ya hayáis invertido alguna vez. O quizá os estáis planteando por qué debemos empezar a invertir. En cualquier caso la mayoría de nosotros estaremos de acuerdo en que, desde pequeños, nos han enseñado que hay que estudiar, ir a la universidad, conseguir un buen trabajo y conservarlo. Esa era la base de cualquier carrera laboral y profesional.

La mayoría de la gente suele seguir este consejo y, pasados unos años, se encuentran atrapados en los que se suele llamar “la carrera de la rata”. Esto es: ganar dinero, gastarlo, querer gastar más, endeudarse para comprar más cosas y tener que ganar más dinero para pagar esas deudas. Así indefinidamente.

¿A dónde nos lleva esto? Realmente a ninguna parte, salvo que tu objetivo sea convertirte en un esclavo que acepta cualquier trabajo a cualquier precio solo por ganar más dinero. ¿Dónde queda sitio para tu tiempo libre, tus aficiones, tu familia y tus amigos? En definitiva, para tu vida.

 

¿Por qué debemos invertir?

Históricamente, poca gente ha prosperado en la vida a base de trabajar duramente de sol a sol. Sí, quizá han formado familias numerosas y probablemente hayan vivido muchos años.

Pero en lo que se refiere a riqueza personal, que es de lo que hablamos aquí, seguramente no haya merecido la pena.

Y hay que empezar a invertir cuanto antes. En este artículo os cuento cómo empecé a invertir con poco más de 20 años.

 

Nadie ha conseguido construir un gran patrimonio viviendo exclusivamente de su trabajo y de su nómina.

 

Trabajar y ahorrar solo funciona para el día a día. Cobras un sueldo, pagas las facturas y con suerte puedes permitirte algún que otro capricho de vez en cuando. Pero, ¿qué ocurriría si pierdes el trabajo? ¿Cuánto tiempo podrías seguir viviendo sin un sueldo todos los meses?

Aquí es donde entra en juego tu patrimonio. Tus activos. Es lo que te permite obtener ingresos para financiar tu pasivo, tus gastos. El patrimonio es lo que de verdad importa.

Digamos que es una fábrica de dinero que trabaja para ti. Por eso es tan importante invertir, porque te permite crear dinero y ser financieramente independiente.

Además, ahorrar y guardar el dinero no funciona por otra poderosa razón: la inflación. No voy a detenerme mucho en este concepto, todos sabéis lo que es.

Sin embargo creo que es importante recordar algo muy básico, y es que si guardáis cierta cantidad de dinero hoy, dentro de 5, 10 o 20 años podréis comprar muchísimas menos cosas con ese dinero. O lo que es lo mismo, vuestro patrimonio se habrá devaluado por culpa de la inflación.

La realidad es que hay una forma muy sencilla de solucionar este problema. Sí, lo habéis adivinado. ¡Se llama invertir!

A menudo hablo con gente que tiene muchos prejuicios acerca de invertir. Algunos lo ven muy arriesgado. Otros ni siquiera saben por dónde empezar. Muchos incluso creen que es inmoral.

Lo cierto es que invertir es la mejor forma de consolidar vuestra riqueza y construir vuestro patrimonio. ¡Y además es super divertido!

 

Albert Einstein dijo: «El interés compuesto es la fuerza más poderosa de la naturaleza«. No iba desencaminado.

 

Para acabar, solo quiero recordaros lo sencillo que es el proceso. Empieza ahorrando, por supuesto. Luego invierte lo que ahorras. Intenta gastar un poco menos cada vez e intenta ahorrar un poco más.

 

Desata la fuerza del interés compuesto

Reinvierte el beneficio de tus inversiones y ya habrás puesto en marcha una de las fuerzas más poderosas de la naturaleza: el interés compuesto. Y sobre todo, estaréis en el camino correcto para vivir de vuestro patrimonio y salir de la rueda de hámster de ganar más para gastar más.

¿Tenéis la impresión de que todo el mundo gana dinero menos vosotros? ¿No sabéis muy bien por dónde empezar? Dejad vuestro comentario y seguro que empezaréis a salir de dudas. ¡Nos leemos!

¡Deja tu comentario y hablemos sobre esto!